25 abr. 2012

En menos de 101 palabras (sin el título)


Queremos lo mejor para ella

El escritor novel deseaba un final feliz para su historia. Claro, que la protagonista, mal divorciada y depresiva, no ayudaba demasiado. Su personaje, que bebía sin freno al salir de un trabajo mal remunerado y oprimente, se merecía un fin sin relamido príncipe azul o lotería milagrosamente liberadora. Tampoco contaba su heroína con familia o amigos que ayudaran. Aún así, se esforzó por facilitarle el mejor final posible. Por eso la condujo suavemente, como llevando un pajarito indefenso de vuelta a su nido, hasta asomarla a un balcón del décimo, dejando que el lector eligiera un final para su historia.

©Mikel Aboitiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario