21 abr. 2019

En breve


Dientes de leche

Ha perdido el apetito. Hace una semana que lleva el colmillo colgando de un hilo. Todo lo mastica con el lado derecho. Con la vista perdida por encima del desayuno, reconcentrado en la nada, tienta su diente de leche con la lengua. Comprueba preocupado cuán presto a su fin avanza el colmillo. Una magdalena mal mordida o una galleta mojada en la taza son trampas hacia su inapelable destino. Un destino lácteo con diez plazos arriba y diez abajo. Veinte balas de fogueo antes de la guerra. Y él, oteando el futuro por encima del colacao humeante, solo desea la paz. Un empujoncito más con la punta de la lengua le aboca a una secuencia bien conocida: la almohada, el sueño tenso acechando a Pérez, el estafador; el euro por pieza cobrada. Un acuerdo obligado que él rechaza. Por eso, a la impaciente espera le añadirá unas páginas de lectura de Peter Pan y un pequeño cepo bajo la almohada.
 
© Mikel Aboitiz



19 abr. 2019

Salvaje informa

Salvada, nuevamente bajo el seudónimo de Mikel Aboitiz, se ha colado entre los finalistas del concurso de microrrelatos de La Red de Abogacía.

Dejo aquí el enlace de su microrrelato para esta final aún en


8 mar. 2019

Otra historia de abogados


En la misma piedra

Anselmo, abogado de familia, acude al congreso «Futuro e innovación transformadora», auspiciado por la Red de Abogacía española, donde conoce a Luisa, penalista de fuste, quien lo condena a la grata tarea de formar una sociedad matrimonial avalada por el registro civil y la vicaría. En fechas ulteriores, dicha sociedad inaugura las filiales Luis y Antonio, que sufrirán los efectos de una opa hostil dirigida por Adela, abogada mercantilista. A resultas de tal operación, la sociedad Anselmo & Luisa se disuelve, pasando posteriormente el primero de sus miembros a fusionarse con Adela quien aportará a la nueva sociedad a Marco, de cinco años de edad.
Vencidos varios calendarios, Anselmo y Luisa se reencuentran en el simposio «Dos décadas de jurisprudencia» donde hacen balance de sus vidas, festejan estar ambos divorciados y reviven viejos tiempos, eso sí, sin sociedades ni vicaría. Una modesta habitación del hotel de congresos les basta.


©Mikel Aboitiz

12 feb. 2019

Salvaje informa

Salvada, nuevamente bajo el seudónimo de Mikel Aboitiz, se ha colado por segundo mes consecutivo entre los finalistas del concurso de microrrelatos de La Red de Abogacía.

Dejo aquí el enlace de su microrrelato para esta final aún en curso:

                              Micorrelato finalista de febrero