26 sept. 2011

En menos de 101 palabras (sin el título)


Tratamiento deferente

Mi médico especialista en problemas de espalda me envió directo al quiropráctico. Este descubrió que mi verdadero mal radicaba en el estómago, de manera que las sesiones de masajes se concentraban a un palmo de mi ombligo. Adicionalmente fui tratado con acupuntura. Perdía horas de cita en cita, no paraba en casa, no veía a mi mujer. Me colocaban agujitas sobre todo en las orejas, piernas y antebrazos. Tras largas semanas volví donde mi médico de la espalda. Al verme, sonrió veladamente por entre el bigote y no me extrañó que en lugar de examinarme me preguntara por mi esposa.
                                                                                                  ©Mikel Aboitiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario