20 ago. 2012

En menos de 101 palabras: un golpe de suerte



Un golpe de suerte


Se dicen bobadas como que las mujeres al suicidarnos solo queremos llamar la atención. Yo la llamé, y mucho, pero realmente me tiré desde el quinto y, además, de cabeza. En mi locura no miré hacia abajo para evitar aplastar a alguien, pero, ¡para qué!, si yo misma no me importaba. Abrí la ventana y salté. No contaba con la grúa elevadora del limpiacristales. Él tampoco contaba conmigo, claro. Ahora, después de diez años casados y mucho psicoanalista, rememoramos el día en que, como él dice, le caí del cielo. Nos queremos mucho. ¡Lo nuestro es para llevarlo a Hollywood!

©Mikel Aboitiz


No hay comentarios:

Publicar un comentario