13 sept. 2012

En menos de 101 palabras (sin el título)



Grandes expectativas

Había comprado el cepillo eléctrico con gran ilusión: restablecería su salud bucal, la halitosis disminuiría a treinta mil oscilaciones por minuto, como prometía el prospecto; probablemente, a medio plazo, mejoraría incluso su vida sexual (eso no lo anunciaba el prospecto). Sonriendo, aumentaría las ventas de su empresa. Le ascenderían. Admiró el ingenio mecánico, sus escobillas mínimas estiradas hacia la felicidad. El mundo lo movían las pequeñas cosas, los detalles. Hoy los dientes, mañana su vida. Extendió el dentífrico de siempre. Accionó el cepillo y, conteniendo un escalofrío, paladeó el gusto del éxito. Entre espumas sonrió: ¡qué familiar le resultaba aquel sabor!

©Mikel Aboitiz



No hay comentarios:

Publicar un comentario