29 nov. 2012

Microrrelato: Vaivén


Vaivén

¡Vaya con mi mujer! Propongo ir al cine, pero ella está hogareña. Pongo una canción de Leonard Cohen y se espanta: ¡Eres un soso! Quiero abrir un tinto de la tierra y ella: Mejor un ribeiro fresquito, ¿no? Discutimos. Harto de que me lleve la contraria, huyo a calmarme en la penumbra de la sala, acompañado por el sonido sedante del viejo y fiel reloj de pared. Paso minutos hipnotizado siguiendo el vaivén tranquilizador del péndulo, maravillado de que ese armatoste aún siga funcionando. Algo más sereno, regreso a la cocina resuelto a hacer las paces y comento en tono conciliador que pronto será nuestro aniversario. Entonces, ella me pide el divorcio. Si mis cálculos no fallan, en tres años celebraremos nuestras bodas de plata.


©Mikel Aboitiz

1 comentario:

  1. Un micro que hace honor a su título, Mikel; con un excelente vaivén de su péndulo narrativo, jugando con los desencuentros.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar