10 oct. 2011

Visto en Berlín...: en la Pestalozzistraße



 Entre un desorden de bananas se sienta cómoda la muchacha del pelo rojo. Falda corta, ajustada, ombligo al aire, mirada pícara y melena al viento que como un vendaval se ha levantado desde Karl-August Platz. Desde el mercadillo de esa plaza le llegan aromas a tradición y productos de la tierra que, raudos, cruzan la Pestalozzistraße, revolviéndole la melena a la joven que se mantiene un poco ajena a estas inclemencias. Podría haber elegido una de las múltiples terrazas para ponerse cómoda y disfrutar por ejemplo de la mejor comida persa (al mejor precio) de Berlín con solo cruzar la acera y pedir algo en el Karun, pero ella es muy suya. Prefiere su camioncito desde el que también puede vigilar el cruce con la parte peatonal de la Wilmersdorfer Straße en la que se agolpan grandes almacenes, músicos de cualquier pelaje, actividades promocionales y toda suerte de ciudadanos medios, instalados sobre la panza de una curva de Gauss trazada en el barrio de Charlottenburg. La pelirroja prefiere observar, sonreír picarona y no pararse a tomar nada para cuidar la línea, que es la mejor forma de mimar sus propias curvas.

©Mikel Aboitiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario