5 mar. 2012

En menos de 101 palabras





Problemas de alcohol

Vuevo a beber. Comienzo a esconderme detrás de una botella. Noto como si alguien estuviera contando hasta veinte y después me buscara trás ella; como si mi barriga y pies asomaran delatándome; como si yo fuera del tamaño de una botella y luchara por achatar el perfil para que mi nariz (de borracho) no asomara dejándome en evidencia. Pienso en todas estas locuras (he vuelto a beber) y me sirvo otro trago —el último— mientras me siento aún más pequeño. Sorbo a sorbo voy encogiendo. Hasta ahogarme en el interior vacío de la botella.



©Mikel Aboitiz


No hay comentarios:

Publicar un comentario