28 oct. 2012

En menos de 101 palabras




Molestias

¿De dónde vendrían esos pinchacitos en el oído? Hacía días que sentía esas intrigantes molestias. Debería consultar con un otorrino, pero no lo hacía porque, de pronto, se le pasaban. Aún así deseaba conocer su origen. Para pensar en otra cosa decidió poner música y resolver un crucigrama. Agarró lápiz y periódico. Tres vertical. «Uhmm, difícil», masculló introduciendo con gesto mecánico e infantil el extremo del lápiz en el oído. Entonces lo apartó de la oreja y observó su borde mordisqueado, cayendo en la cuenta.«¡Por fin!», exclamó triunfal. ¡Ya lo tenía! ¡Vaya tontería!: Perforado. Nueve letras. Cabía.

©Mikel Aboitiz

2 comentarios:

  1. ¡Muy bueno, Mikel!

    No me preguntes por qué, pero me llevó al Almohadón de Plumas, de Quiroga.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, mi fiel Pedro. Me alegra que te guste porque lo tenía en la parrilla de salida, relegado, y no estaba seguro de publicarlo.

      Saludos

      Eliminar