15 nov. 2012

Visto en Berlín...: Wintersteinstraße



  Dando un paseo por la orilla del Spree se llega a la Wintersteinstraße, una calle que tiene el mérito de cambiar de nombre un poco más al Sur para llamarse Richard-Wagner-Straße y convertirse en auditorio al aire libre del tráfico rodado. La Wintersteinstraße en sí, carece de pretensiones musicales. Si acaso, las tiene marítimas, porque en ella se encuentra un transatlántico que ha irrumpido entre fachadas hasta quedar varado. Su proa apunta al río, que es la utopía de este barco con ideas de excesivo calado para una calle tan triste. En ella varias tiendas de equipamiento deportivo invitan al caminante a calzarse unas zapatillas y a disfrutar corriendo del otoño, que arrebata hojas a los árboles y las tira por los suelos, donde son pisoteadas como los sueños caducos de grandes buques cansados. En el cartel, abajo, se indica que todo está vendido (100% verkauft) y no se sabe si se refiere al solar anejo o a las utopías de gran calado encalladas en Berlín. En el puente de mando, cara al Spree, reina el temor. Algunos pasajeros desesperados ya han saltado por la borda y han caído (¿o les han tirado?) a un duro mar de adoquines. Desde la bodega se pide un golpe de timón. En la Wintersteinstraße, a pie de calle, se puede comprobar de cerca el estado del casco del barco. Es alarmante: hay grietas. No olviden su salvavidas (si lo tienen).

©Mikel Aboitiz





2 comentarios:

  1. ¡Què mural tan espectacular!...Tremendo

    ResponderEliminar
  2. Tremendo, sí. Espero que ahora funcionen bien los comentarios sin esos enojosos numeritos o letras. No era consciente de que aparecieran en mi blog

    ResponderEliminar