21 mar. 2013

Visto en Berlín...: La llegada de la primavera




«Hoy ha llegado la primavera a todas las calles de Berlín, metiéndose en sus patios interiores como una marea blanca. Se trata de una primavera que asoma sin florecillas ni campos en flor. Una estación hecha a la medida de escépticos. Cortada como un traje por un sastre dedicado a clientes estoicos que, calendario en mano, han de adaptarse al cambio de los tiempos.

Las bicicletas esperan apiladas la venida de mejores días. Cuando rueden por las calles en tropel, celebraremos la verdadera primavera. Mientras, aliviamos la espera empañando los cristales de nuestras ventanas con aliento ansioso, observando las frágiles siluetas oscuras que manchan la nieve como personajes de un paisaje invernal de Brueghel el Viejo.»

Salvada, este texto te ha quedado demasiado blandengue.
Tienes razón, Salvaje, el Silvaner no inspira y, además, será un brindis al Sol: pocos me leerán.
Pues date al Riesling.
Prost!
Prost! (Por la primavera)


©Mikel Aboitiz



2 comentarios:

  1. Un buen amigo me enseñó que la primeavera es la única estación con nombre femeninompor ser absolutamente impredecible,

    Prost, Mikel!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Bienvenidos son tus comentarios en esta u otra estación, Pedro. En alemán todas las estaciones son masculinas. Pero aprovechando que la Esgueva pasa por Valladolid, te comento que la mayoría de los ríos, en alemán, son femeninos.

    ResponderEliminar