9 jun. 2015

Otra historia de abogados


- Las cosas de palacio -

El abogado baraja la posibilidad de llamar al procurador. Finalmente se dirige a él usando un discurso sumario, mínimo, como el tamaño de la impronta digital estampada para expedir el DNI número 1212123c. Su titular, don Abelardo Morales, cuenta con que su abogado haya empujado ya la ruedecita que mueve el pesado engranaje procesal que emitirá una citación y lo invitará a defender sus derechos en sede judicial. Las nubes navegan pesadas por el cielo vistiendo con su sombra la ciudad. La citación surca un mar encrespado de pasillos, sellos y firmas. Ocho treinta de la mañana. La lluvia barre el asfalto. Se abren las puertas de los juzgados. Hoy, un año después, don Abelardo acude a la vista oral. Sale del portal mirando al cielo y abre el paraguas. Calcula que llueve sobre mojado.

©Mikel Aboitiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario