3 mar. 2017

En menos de 101 palabras

WC

Debo decidir siempre entre rosa o azul. Esperar el momento adecuado o, mejor, esquivar las pausas del recreo, las colas, las miradas por encima del hombro. Por eso levanto la mano en medio de la clase, ignorando las burlas entre pupitres: «¡Nunca sabe aguantarse!».La libertad es correr al baño por el pasillo vacío. Oír mis pasos acelerados. Dejar atrás a todos los que piensan por mí. Entonces no hay dudas. Ni blanco o negro. Ni rosa o azul. Abro la puerta y solo me pregunto cómo evitaré que noten que ha sido demasiado tarde.

Mikel Aboitiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario