4 jul. 2018

Salvaje informa


    En esta ocasión, Salvada bajo su seudónimo de Mikel Aboitiz, ha llegado de nuevo a la final semanal de El relato imposible de Aragón radio, con el relato En bucle.

Felicidades al ganador





EN BUCLE


Lo único que recuerdo de aquel lugar —luego me dijeron que fue en San Lorenzo de Flumen— era el frío del sótano entre sacos de patatas y la música de mi secuestrador que, para someterme, no paraba de poner en bucle los grandes éxitos de Julio Iglesias. Día y noche. A la luz perenne de una bombilla, sumida en olor a humedad, perdí la noción del tiempo. Mi ritmo vital lo marcaban las latas de fabada que consumía y sus ruidosos efectos en pugna con el «Bamboleo». Allí dentro me movía menos que un Koala reumático. Así es que a falta de ejercicio y con la dieta asturiana, cuando me rescataron los geos, pesaba diez kilos más y me había convertido en una señorita, porque en mi largo cautiverio pasé de niña a mujer. Una vez liberada, insistieron en ponerme una sicóloga. Yo les dije que no, que no se preocuparan, que no pensaba ir presumiendo por allí de víctima, que la vida seguía igual, que pronto olvidaría y que no me iba a echar la culpa a mí misma, que sabía que mi raptor no era un señor, sino un truhan. No entiendo por qué, no me hicieron caso.

©Mikel Aboitiz

2 comentarios:

  1. Enhorabuena en primera instancia, porque le texto lo merece. Muy sutil manera de entrar en el inconsciente de esa niña, que sale del secuestro ya hecha una mujer.

    Inquietante y bien urdido. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Las palabras obligadas eran San Lorenzo de Flumen, un nos la y Julio Iglesias. Me ha divertido mucho escribirlo. Me alegra te haya gustado.
      Un saludo,
      Mikel

      Eliminar