20 dic. 2011

Relato: Diminuto eléctrico y compañía



Tímido homenaje al oso de Cortázar



Diminuto eléctrico y compañía

Soy el enano eléctrico. Me miro y no me encuentro especialmente feo, aunque sí diminuto, pero eso a las gentes que viven en sus casas no les importa porque nunca me ven. Me muevo dentro de los cables de la electricidad. Nunca descanso. Por las noches mi vida es más sosegada y, en buena parte, la paso yendo a los frigoríficos que permanecen siempre en marcha con su rurún, guardando el sueño de los inquilinos...    Continúa

No hay comentarios:

Publicar un comentario