3 oct. 2012

En menos de 101 palabras (sin el título)


Te vienes conmigo

Bestia ganó el concurso. Comió treinta huevos cocidos en dos minutos. Sin ingerir líquido. Paseaba orgulloso su trofeo por el pueblo: una pequeña gallina cara blanca. La mostraba agarrada por el cuello, apurando un anís digestivo tras otro, alzándola en el bar por encima de las cabezas. Gallina arriba, gallina abajo, agradecía las felicitaciones, carcajeándose congestionado. Por la noche cayó rendido en la cama; dicen que no soltó la cara blanca. Que ni con el cólico nocturno la dejó zafarse.
De mañana, la vecina le entrevió —inmóvil— por la ventana. Cuentan que lloró al descubrir la gallina sobre su pecho.

©Mikel Aboitiz



1 comentario:

  1. ¡Buen micro, Mikel!

    Una pieza con un fuelle argumental tan pegado a la tierra como dotado de verosimilitud, trazada en el tono ajustado a la sensibilidad a la que apunta y sin falsos giros ni florituras. Una historia que se sugiere y cuyo paisaje el lector completa a su antojo, según su propia experiencia disfrutando con el ejercicio.

    Un saludo,

    ResponderEliminar