29 mar. 2013

Relatos reeditados: En menos de 101 palabras


Productividad


Increíble, ¡con el hambre que tendría!: la cabra rechazaba la página de periódico. En ella destacaba un artículo de Paul Krugman. Miré la foto, y estudié su barba, encontrando serias diferencias con la de Matilda. Me pregunté si mi cabra no sería neoliberal. Al día siguiente le di un reportaje de la convención republicana y lo devoró sin decir Beee. Matilda ya no daba leche. Su carne no valía nada y decidimos sacrificarla. Suponía demasiados costes mantener una cabra ociosa. En su últma noche la dejé saborear una lechuga envuelta en unas páginas de Capitalismo y libertad de Milton Friedman.


©Mikel Aboitiz


No hay comentarios:

Publicar un comentario