3 jun. 2013

Micros con segunda oportunidad



                                             De la microtrilogía Dictadores y vencidos


Consejo de Ministros

El ministro de Exteriores cedió la palabra al de Interior. El Padre de la Patria presidía silencioso tras sus gafas oscuras, luciendo sobre su anciano pecho las condecoraciones de tantos años. Acabado el último punto del orden del día, el vetusto prócer seguía sin despegar los labios. Una palabra suya decidía vidas. Pero el Padre de la Patria no hablaba. ¿Qué estaría barruntando? Todos callaban ansiosos, esperando que diera por finalizado el Consejo. Varios ministros cruzaron miradas temerosas. Nada ocurría. Por fin, el prócer, inspiró ruidosamente y tras un último y tenso silencio, comenzó a roncar.
©Mikel Aboitiz


 

3 comentarios:

  1. Ignoro cuál fue su priimera vesión, Mikel, pero esta me ha gustado mucho. Buena dosis de humor, bien manejado.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  2. No he variado el relato, simplemente deseaba darle otra oportunidad de desarrollarse, de crecer y terminar su ciclo donde debe: en ti, Pedro, y en los (otros pocos) que me leéis.

    ResponderEliminar
  3. Te persigo Mikel desde ya. Cosas de internet y de pasiones comunes me hjan llevado hasta tu blog.
    Me gusta lo que leo y por cierto enhorabuena por tu premio en abogados, la verdad es bueno sinceramente.
    Yo ando participando tb a ver si hay algún día suetre.
    Jeje
    Invitado quedas a mi blog y participa en él si ves algo que teguste.
    Abrazos y suerte

    ResponderEliminar